Galaxy Note 5 llevará el nuevo conector USB C y batería repotenciada

Note-5-USB-C

 

A medida que se acerca el verano y tenemos ya en el mercado todos los grandes smartphones de la temporada, los rumores empiezan a poner sus ojos en los que llegarán para la próxima, que se suele dar por estrenada en la feria IFA de Berlín que tiene lugar en el mes de septiembre y poco después con la llegada del iPhone 6s que se espera también para mediados de dicho mes. La feria IFA es el escenario habitual de presentación de los Galaxy Note y ya empiezan a circular bastantes rumores interesantes acerca del Galaxy Note 5 ,que se dice vendrá con el nuevo conector reversible USB C 3.1 e incorporará una batería de nada menos que 4.100 mAh.

Los nuevos datos se han filtrado a través de una web coreana que asegura que su fuente son empleados de Samsung y lo cierto es que la incorporación del nuevo conector USB de tipo C, estrenado en el MacBook de 12” de Apple y para el que Android M ha anunciado soporte completo, podría ser un buen argumento para el Note 5 que sería el primer gran terminal en usarlo, aunque ya hay teléfonos de fabricantes menos conocidos como LeTV que han sido los primeros en adoptar el conector de tipo C. Las ventajas de este cable son muy evidentes ya que es reversible, tiene una velocidad de hasta 19 Gbps y soporta cargas de hasta 100 vatios, lo que significa que el Galaxy S5 podría incorporar un sistema de carga ultra rápida muy superior al actual.

USB-Type-C-rendering_with-labels

Otro de los datos que revelan los nuevos rumores es que el Note 5 no llevará, como se ha especulado, una pantalla 4K, sino que se mantendrá la actual resolución QHD que ya ofrece una espectacular densidad de píxeles. También se señala que el tamaño de pantalla puede crecer ligeramente, de las 5,7 pulgadas del actual a 5,9 para acercarse a tamaños de teléfonos como el Nexus 6 y el grosor del terminal podría ser de sólo 7,9 mm, frente a los 8,5 del Note 4. Otros detalles que cita la información son el uso de memoria flash UFS 2.0 como tienen los Galaxy S6 y el estreno del nuevo procesador Exynos 7422, derivado del Exynos 7420 que equipa el actual Galaxy S6.

Por supuesto, el dato más llamativo seguiría siendo el salto de la batería hasta los 4.100 mAh (frente a los 3.220 del Note 5) que aunque se espera sea no reemplazable, no será ningún problema para el terminal ya que con el ahorro de energía del procesador y la velocidad de carga que puede proporcionar el USB 3.1 de tipo C, puede conseguir muy buenas cifras de autonomía y tiempos de carga.

 

Fuente: tecnopasion

Inline